Descubriendo la provincia de Segovia: “Visita a la Ermita de San Frutos en el Parque Natural de las Hoces del río Duratón”.

Parque Natural de las Hoces del río Duratón

El Parque Natural de las Hoces del Río Duratón está en el noreste de la provincia de Segovia,  a 67 km. de Segovia, en el término de Carrascal del Río. Es un paisaje sorprendente donde el río se encajona formando un abismo de cien metros bajo la tierra. A lo lejos, en un meandro del río, la Ermita Románica de San Frutos protegida por los buitres leonados, águilas reales, alimoches y halcones Peregrinos.

Vista panorámica de las Hoces del Rio Duratón con vistas a Ermita de San Frutos

En este lugar podrás ver la mayor colonia de Buitres leonados de Europa, las ruinas del Convento de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz y la Ermita de San Frutos. Es un lugar ideal para hacer senderismo o montar en piraguas.


¿Conoces la Historia de la Ermita de San Frutos?


Ermita de San Frutos

Para conocer los orígenes de la Ermita primero debemos conocer a su fundador. San frutos, eremita hispano que nació en Segovia, a mediados del s. VII. Muy joven y junto con sus hermanos, repartieron su dinero entre los pobres y se retiraron a este inhóspito lugar santo a orillas del río Duratón.

Acceso principal a la Ermita de San Frutos

A la muerte de San Frutos a los 73 años sus hermanos le enterraron en la ermita y se fueron a Caballar. En el 1076 el rey Alfonso hacía donación de la ermita al monasterio de Santo Domingo de Silos. Estos levantaron la iglesia y la habitaron hasta 1835. En la actualidad San Frutos es el Patrón de Segovia.


¿Como llegar al Parque Natural de las Hoces del Río Duratón?


Mapa de acceso al Parque Natural de las Hoces del Río Duratón
Mapa de acceso al Parque Natural de las Hoces del Río Duratón

Dentro del parque natural hay varios monumentos de interés. Destacan la Ermita de San Frutos, el Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles, las ruinas de la ermita visigótica de San Julián, excavada en la roca, y la cueva de los Siete Altares, pero nos vamos a centrar en la parte más turística,  la Ermita de San Fruto. Para llegar hasta este paraíso hay que coger el camino de San Frutos que sale de Villaseca donde la iglesia románica de Santo Tomás . Seguro que lo ves bien porque irá repleto de coches que van y vienen del lugar, ya que es un lugar bastante frecuentado por turistas. El camino es de arena blanca y muy bacheado por las lluvias.

Desvío para coger el camino de la Ermita de San Frutos en el Parque Nacional de las Hoces del Río Duratón

Tras varios km. llegarás a un parking. Desde este, comienza la peregrinación en dirección al espolón rocoso, sobre el que se alza la Ermita de San Frutos  por camino de arena, ¡¡¡cuidado de no resbalar!!!

Parking del Parque Nacional de las Hoces del Río Duratón


Visita a la Iglesia y Monasterio de San Frutos.


Tras un largo camino de arena cuesta abajo llegamos a un puente de piedra con una profunda grieta, llamada La Cuchillada. Ya nos queda menos, una pequeña ascendente y llegamos al antiguo cenobio benedictino del siglo XI.

Camino de acceso tras el puente para llegar a la Ermita de San Frutos.

Cuando llegamos a la ermita lo primero que vemos es la necrópolis del Priorato, situada frente al ábside o cabecera de la iglesia, como es habitual en época medieval.

Necrópolis del Priorato

Se tallaron en la roca sepulturas antropomorfas, que una vez realizado el enterramiento fueron cubiertas con lajas de piedra y arena. Siguiendo con la visita entramos por el arco del complejo benedictino para ver la iglesia, que es lo único que se conserva en buen estado. Ya en el interior, podemos visitar la iglesia. Formada por una única nave con arquería ciegas a sus lados, bóveda de cañon  y arco de triunfo rebajado, al fondo de la nave donde se encuentra el ábside. El retablo está dedicado a San Frutos y en el se guardan las reliquias del Santo.

Interior de la Iglesia

" Fachada de la Iglesia "

Después de contemplar esta construcción románica se puede continuar hacia su cercano cementerio, en el que se conservan varias tumbas. 

cementerio

A la izquierda del mismo nace una rústica escalera tallada en la roca que seguramente serviría a los primitivos ermitaños para bajar hasta un río que, en la actualidad, está regulado por el pequeño embalse de Burgomillodo. Como último os podemos decir que el Centro de Interpretación del Parque Natural de las Hoces del Duratón se encuentra en Sepúlveda. 


Que ver en los alrededores del Parque Natural de las Hoces del Río Duratón.


Una vez visitada la Ermita de San Frutos en el Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, estos lugares turísticos se encuentran en los alrededores:

64 Compartir